Calendario maya

Actualmente nos regimos por el calendario georgiano, una figura medidora de tiempo que se instituyo universalmente tras la caída del Imperio Romano. El gregoriano es la forma oficial de división de los meses, días, y semanas, con la que se rige el mundo entero.

No obstante, algunas culturas, sobre todo en lo que se refiere a celebraciones religiosas y fiestas internas, siguen utilizando el suyo propio, tal es el caso del pueblo Maya, el cual aún obedece a la mediciones de tiempo hechas por sus antepasados, quienes además de ser asombrosos matemáticos, arquitectos e ingenieros, eran poderosos astrónomos, capaces de dividir el tiempo en su propio calendario tras rigurosos estudios del espacio exterior.

¿ Pero como esta cultura prehispánica logró dominar las estrellas?

La respuesta la encontramos en su completo calendario nada fácil de interpretar por cierto, en el que además pudieron prever la llegada de fenómenos atmosféricos como la lluvia, y la sequía, porque si algo lo distingue, es la conciencia cíclica de sus creadores en cuanto a los acontecimientos de la tierra, por ello suele repetirse en las mismas fechas y en la mis serie de años.

Según los expertos, este es el más antiguo de todos, ninguna civilización le antecede a esta agrupación de días y meses, su efectividad para este pueblo es comprobada, y en la actualidad comunidades del estado de Oaxaca en México y en el norte de Guatemala, suelen aun consultarlo.

Su lectura se hace tomando en cuenta varios factores, los cuales deben estar enmarcados en conocimientos previos de las tres series inter conectadas de piezas de diferentes tamaños, las cuales producen una serie de combinaciones de fechas posibles manifiestas en las tres ruedas que lo integran.

A pesar de lo complejo de su lectura, esta gran civilización, reseñó a través de este calendario el fin de una era, la cual estaba marcada por la culminación de 5 mil años exactos los cuales se cumplieron en el año 2012.

Mucho se presumió aquel año, muchos vaticinaron un tremendo escenario de destrucción, y hasta el fin definitivo de la raza humana, debido a las predicciones que hacía este calendario, sin embargo, los resultados están a la vista, han pasado ya cuatro años desde entonces y aquí seguimos.

Estudiosos de la cultura precolombina, no acusan esta situación a un error Maya, ni mucho menos, por el contrario alaban la exactitud con la que estos científicos marcaron el fin de una etapa, el inicio de otra y la predicción de una posible destrucción del planeta, pero causada por la deforestación, la falta de recursos naturales y indiferencia de los seres humanos por vivir en armonía con el entorno que le da de comer. Esta era la verdadera referencia a la hecatombe anunciada por los Mayas.

Los Mayas aun viven

Chichen Itzá, y el templo a Kukulkan, todo el misterio y la sabiduría que encierra esta etnia milenaria que aún sobrevive en costumbres, idioma y hasta en gastronomía. Conviviendo con el modernismo; testimonios escritos sobre la piedra antigua, dividen el tiempo en diferentes fases que auguran vida para tiempos venideros; cuyo posible interpretación sólo es posible por expertos estudiosos.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *